Saltar al contenido

¿Qué vitaminas son buenas para la caída del cabello?

agosto 17, 2022
Qué vitaminas son buenas para la caída del cabello

La caída del cabello es una situación que genera angustia a una gran cantidad de personas en el mundo entero. Diariamente, al ducharnos o al peinarnos podemos observar como perdemos decenas de cabellos, lo que es muy normal que ocurra, pero cuando esa cantidad de hebras perdidas resulta más abundante de lo normal, es hora de buscar un remedio rápido como las vitaminas que frene esa pérdida, pero ¿Qué vitaminas son buenas para la caída del cabello?

¿Qué puede ocasionar la caída del cabello?

Son varias las causas que pueden provocar la caída del cabello, pueden estar asociadas al clima, a la herencia genética, a la alimentación o a otros factores como las de origen natural tal como ocurre en el otoño, época en la que podemos notar una pérdida de cabello mayor a la habitual.

Qué puede ocasionar la caída del cabello

Durante el otoño el cabello sufre un proceso natural de renovación, para reponerse de  los cambios climáticos (frío, calor) sufridos por el cabello durante las estaciones previas, por lo que no debe generar alarma.

Vitaminas para evitar la caída del cabello

De acuerdo a Eduardo López Bran, médico dermatólogo de la clínica IMEMA en España, comenta que una adecuada nutrición con alimentos ricos en vitaminas A, C, D, B6, B7; así como en oligoelementos como el zinc y el hierro, es fundamental para ayudar al crecimiento del cabello y al bienestar del cuero cabelludo, aunque debemos tener claro que ninguna vitamina evita la alopecia, solo la previenen. 

Entre las vitaminas, minerales  y oligoelementos que fortalecen el cuero cabelludo y previenen pérdidas alarmantes de cabello podemos mencionar: 

Vitamina A

La vitamina A ayuda a generar grasa en el cuero cabelludo lo que evita su resequedad,  un factor que contribuye a la caída del cabello. Esta vitamina se encuentra en las leches bajas en grasas, las frutas y los cereales.

Vitamina B5 (Pantenol)

Esta vitamina  retrasa el surgimiento de las canas y previene la caída del cabello. Hoy día gracias a la industria cosmética podemos contar con excelentes productos para el cabello que contienen Pantenol en su composición química.

Vitamina B6

Previene el desprendimiento desproporcionado del cabello y fomenta la producción de melanina, hormona responsable de la pigmentación natural del cabello. Las carnes rojas, pescados como el atún y el salmón, las bananas y las nueces entre otros contienen vitamina B6.

Vitamina B8

También es conocida como biotina. Cuando hay déficit de esta vitamina, el espesor y la cantidad de cabello tienden a disminuir y a desprenderse con mayor frecuencia. La insuficiencia de biotina es responsable de causar la alopecia en los hombres. Podemos incluir la vitamina B8 en la dieta consumiendo  nueces y avellanas, también se encuentra en las harinas, avena y los huevos.

Vitaminas para evitar la caída del cabello

Vitamina B12

La vitamina B12 presente en alimentos como el pescado, el pollo, los huevos, la leche y productos lácteos como los quesos, aporta nutrientes que mantienen el cabello hidratado, por lo que su ausencia en la alimentación causa resequedad y la debilitación de los folículos pilosos.

Vitamina C

El consumo de alimentos ricos en vitamina C eleva los niveles de colágeno. Cuando no está presente en la alimentación el cabello pierde fortaleza y se debilita. Podemos encontrar esta vitamina en las frutas cítricas como las naranjas y los limones, pimientos rojos y los mangos entre algunos otros elementos.

Vitamina D

Se encuentra abundantemente en los pescados azules como  el pez espada y el salmón,  ricos en grasas naturales. La vitamina D es necesaria para que el cabello se mantenga sujeto a los folículos pilosos.

Vitaminas  E

Esta vitamina actúa de una manera muy bondadosa con el cabello, aportándole fortaleza, brillo y sedosidad

Los minerales y oligoelementos también contribuyen a evitar la caída del cabello y mantenerlo sano, por lo que una alimentación deficiente no solo en vitaminas sino también en estos elementos deteriora la apariencia y la estructura del cabello. Entre los minerales y oligoelementos fundamentales para la salud capilar tenemos:

Hierro

El hierro interviene en el proceso de oxidación capilar y coloración del cabello ya que ayuda a incrementar la producción de melanina. Una gran fuente de hierro son las espinacas y las carnes rojas.

Zinc

Repara el tejido capilar y estimula el crecimiento del cabello. Lo encontramos en los pescados, huevos, carnes preparadas al asador y el apio, entre otros alimentos.

Ácido fólico

El ácido fólico es esencial para evitar la caída del cabello y las principales fuentes de producción de este mineral son las espinacas y el brócoli entre otros vegetales verdes.

4 Causas de la caída del  cabello

Las causas comprobadas cientificamente que ocasionan  la caída del cabello son:

Predisposición genética

Es la más común de todas las causas. Se trata de una condición hereditaria conocida con el término médico de alopecia androgénica, la cual aunque afecta en un mayor número al sexo masculino, también hay miles de mujeres que sufren por esta misma causa.

Predisposición genética

Falta de vitaminas

La falta de consumo de vitaminas, minerales  y oligoelementos, es otra de las causas de este trastorno, pues la ausencia o insuficiencia en la dieta diaria de ciertas vitaminas como las vitaminas A, C, B8, B6 y B12 entre otras, así como de hierro, zinc, magnesio y otros oligoelementos, repercuten en la buena salud del cuero cabelludo, el cual se debilita generando el aumento de la caída del cabello.

Falta de vitaminas

Edad

El cabello a lo largo de nuestra vida tiene diferentes aspectos y sufre cambios en la medida que envejecemos. A corta edad la cabellera suele ser abundante, brillosa y fuerte, pero a medida que vamos envejeciendo el cuero cabelludo y las hebras se van debilitando, el brillo natural  y el volumen disminuye y se hace muy necesario mantenerlo hidratado y sedoso con productos naturales o manufacturados por la industria cosmética.

Edad

El estrés

Se ha comprobado científicamente que el estrés puede desencadenar que perdamos cabello de forma masiva, incluso puede llegar a cantidades alarmantes  por lo cual es importante saber controlar las situaciones que no solo afectan la salud, sino que también afecta la fragilidad de las uñas y del cabello, situación que podría producir una pérdida de cabello masiva (alopecia). 

Esto se debe a que cada hebra de cabello se encuentra ligada embriológicamente al sistema nervioso central, por lo tanto cuando estamos sometidos a mucho estrés, el cabello tiende a volverse quebradizo y por ende a desprenderse en cantidades mayores a  lo habitual.

El estrés

 Ingesta de medicamentos y tratamientos

El consumo de algunos medicamentos como las pastillas anticonceptivas también puede ocasionar o incrementar la pérdida del pelo,  ya que pueden contener algunas hormonas que inciden sobre la caída del cabello, así como también el someterse a ciertos tratamientos médicos como las quimioterapias para tratar el cáncer generan que el cabello se desprenda con más frecuencia y facilidad de lo habitual.

Otros medicamentos que pueden ocasionar la pérdida de cabello son los medicamentos para controlar la presión arterial, los antiinflamatorios, los que contienen litio y los estrógenos.

Ingesta de medicamentos y tratamientos

Coronavirus

Esta enfermedad que en el año 2020 se convirtió en una pandemia, también es causante de la caída del cabello, ya que entre las secuelas que muchos pacientes han reportado, se incluye la alopecia.

4 Útiles maneras de evitar la caída del cabello

  1. Lavar el cabello

Un adecuado aseo del cabello y del cuero cabelludo con los productos apropiados contribuye a detener su caída. El cuero cabelludo suele ser afectado por enfermedades capilares como la seborrea, la cual es generada por el uso de champús y productos que alteran su PH natural. 

Lavar el cabello

Por eso lo más recomendable es comprar productos de excelente calidad que fortalezcan y fomenten el crecimiento del cabello. Igualmente, no se recomienda lavar el cabello todos los días sino solo cuando realmente esté sucio.

  1. Estilo de vida

Mantener un estilo de vida saludable que incluya una buena alimentación, puede ayudar a mantener una cabellera sana, ya que somos un reflejo de lo que consumimos y el cabello no es la excepción. Igualmente el tratar de llevar una vida sin estrés y el dormir la cantidad de horas apropiadas, nos ayudará a preservar la buena salud del cabello.

Estilo de vida
  1. Disminuir el uso de planchas y secadores

 El uso constante de artefactos para el cabello como las planchas y los secadores, debilita en gran manera la fibra capilar, por lo que es importante aplicar productos que lo protejan del calor generado por estos implementos.

Disminuir el uso de planchas y secadores
  1. Cepillado del cabello

Peinar el cabello diariamente con un cepillo de cerdas hechas de un buen material, estimula la circulación de la sangre del cuero cabelludo, previniendo la caída y promoviendo el crecimiento.

En gran medida depende de nosotros mismos mantener la salud de nuestro cuero cabelludo para que el crezca fuerte y sano evitando una caída desproporcionada o prematura del cabello. Por ello te recomendamos seguir una dieta acorde a nuestras necesidades tomando en cuenta el papel que juegan las vitaminas en nuestro organismo.